La transición hacia un futuro más verde en el sector automotriz se acelera con el apoyo de programas gubernamentales diseñados para incentivar la compra de vehículos eléctricos. Entre estas ayudas a la compra de coches eléctricos, el Plan MOVES III se destaca por su enfoque en impulsar la adquisición de modelos sostenibles y eficientes, como los ofrecidos por Toyota. Este plan, que inicialmente contó con una dotación de 400 millones de euros, ha visto su presupuesto ampliado hasta los 909 millones debido a la gran acogida, lo cual subraya el interés y la necesidad de un cambio hacia una movilidad más limpia.

Plan Moves III

El Plan MOVES III, para las ayudas a los coches eléctricos, que estará en vigor hasta el 31 de julio de 2024, es gestionado por las Comunidades Autónomas, las cuales pueden añadir sus propias ayudas y beneficios a este ya generoso programa. Las subvenciones de este plan no se limitan a coches totalmente eléctricos; también incluyen vehículos de energías alternativas como los híbridos enchufables y las furgonetas eléctricas, expandiendo así el abanico de posibilidades para los consumidores.

La diversidad de la gama Toyota con etiqueta cero emisiones, desde vehículos puramente eléctricos hasta híbridos enchufables, hace que la marca sea una elección atractiva para los beneficiarios de estas ayudas. Modelos como el Toyota bZ4X, el RAV4 Plug-in Hybrid o el Toyota Proace City Verso Electric no solo están alineados con las políticas de descarbonización, sino que también son elegibles para las ayudas del Plan MOVES III, lo que los hace más accesibles para un público más amplio.

Plan Moves III

Ayudas por comunidades autónomas

Los requisitos para acceder a las ayudas son inclusivos, permitiendo a un amplio espectro de la población, desde particulares y autónomos hasta empresas y entidades del sector público, beneficiarse de ellas. Las empresas privadas, por ejemplo, pueden recibir subvenciones para una flota de hasta 250 vehículos, lo cual es especialmente significativo para flotas corporativas que buscan una transición hacia opciones más sostenibles.

Comunidad AutónomaBonificación para Vehículos Eléctricos y PHEV
AndalucíaSevilla, Córdoba, Granada, Málaga, Jaén: 75%;
Huelva: 50% para coches eléctricos;
Cádiz: 50%;
Almería: Hasta 75%.
AsturiasOviedo: 50%
CantabriaSantander: 75%
País VascoVitoria: 90%;
San Sebastián: 95% para vehículos eléctricos y hasta 75% según la incidencia del vehículo en el medio ambiente.
NavarraPamplona: 50%
AragónHuesca: 75%;
Zaragoza: Escala descendente desde 40% hasta 5% en seis años;
Teruel: 75%.
CataluñaGerona, Barcelona, Lérida: 75%;
Tarragona: 50%.
CanariasTenerife, Las Palmas: 75%
Castilla-La ManchaToledo, Ciudad Real: 75%;
Guadalajara: 75% sin límite para eléctricos, 50% cuatro años para híbridos;
Albacete: 75% indefinido para eléctricos, 50% cinco años para < 120g CO2/km.
Castilla y LeónÁvila, Burgos, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid, Zamora: 75%;
León, Palencia: 50%.
MurciaMurcia: 75%
La RiojaLogroño: 75% para eléctricos, 50% para híbridos
MadridMadrid: 75%
Islas BalearesPalma de Mallorca: 75% para eléctricos, 50% para híbridos
ExtremaduraCáceres: 50%
Comunidad ValencianaCastellón, Valencia: 75%;
Alicante: 25%.
Ceuta y Melilla75% cinco primeros años para eléctricos, 50% para híbridos
GaliciaA Coruña, Vigo, Santiago de Compostela: 75% durante los primeros años;
Ourense: 60% durante los primeros cuatro años.

En cuanto a las ayudas específicas de las Comunidades Autónomas, existe una variedad de bonificaciones aplicadas al Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), que pueden variar significativamente de una a otra. Estas bonificaciones son un complemento vital al Plan MOVES III, y pueden representar un ahorro considerable para los propietarios de vehículos eléctricos y PHEV.

La deducción en el IRPF por la compra de coches eléctricos es otra pieza clave en el puzle de incentivos fiscales, aplicable a vehículos matriculados desde el 30 de junio de 2023 hasta el 31 de diciembre de 2024. Esta deducción representa un 15% del valor de adquisición, con un límite de 3.000 euros, lo que no es despreciable al momento de considerar la compra de un nuevo vehículo.

Deducciones fiscales en el IRPF

Para ser elegibles para la deducción del IRPF, los turismos deben ser eléctricos de batería, híbridos enchufables o eléctricos de pila de hidrógeno, y no deben superar los límites de precio establecidos por el Plan MOVES III. Además, otros vehículos como cuadriciclos y motocicletas eléctricas también están incluidos en esta deducción, siempre que cumplan con los requisitos de homologación y características técnicas especificadas.

Es esencial estar al tanto de las actualizaciones y los detalles específicos de las ayudas y bonificaciones, ya que pueden variar y ser sujetas a condiciones particulares. Los interesados deben consultar las bases de datos actualizadas del IDAE y las publicaciones oficiales para obtener la información más reciente.

En resumen, con el Plan MOVES III y las deducciones fiscales, sumadas a las iniciativas de las Comunidades Autónomas, Toyota se erige como una opción inteligente y económica para aquellos que desean sumarse a la ola de la movilidad eléctrica. Estos incentivos, al reducir el costo total de propiedad, hacen que el salto a la movilidad sostenible no sea solo una decisión ecológica, sino también una opción económicamente ventajosa.

× WhatsApp